09
Jun

Cuidado de la salud mental II (Ansiedad)

La situación epidemiológica actual trae consigo una serie de cambios en las distintas áreas de nuestra vida pudiendo generar sentimientos de incertidumbre y preocupación generalizada. A lo largo de esta etapa de aislamiento social todos hemos experimentado diferentes estados de ansiedad , sin embargo, es importante identificar, reconocer y regular dichos estados para que no afecten nuestra vida diaria.

La ansiedad a sido definida como una respuesta adaptativa y de supervivencia siempre y cuando exista un estímulo externo que la desencadene (Thyer, 1987). Una de las características de la ansiedad es su capacidad de anticipar y alertar, lo que genera una activación a nivel psicológico y fisiológico que facilita una respuesta inmediata del individuo para una mejor adaptación a su medio (Sandín y Chorot, 1995). A nivel biológico, se ha descrito que la ansiedad es un mecanismo adaptativo y de protección ante posibles amenazas del ambiente.  

En nuestra vida cotidiana experimentamos la ansiedad ante un exámen, entrevista de trabajo y al hablar en público, por lo que estar alerta será de suma importancia para obtener un buen resultado. Por lo tanto, podemos concretar que la ansiedad tiene aspectos positivos, sin embargo, cuando la ansiedad aparece de repente y sin  un estímulo que la genere o bien los síntomas que experimentamos son muy intensos, hablamos de una ansiedad desadaptativa.

¿Cómo podemos identificar los síntomas de la ansiedad? La ansiedad genera cambios a nivel fisiológico (hiperactivación de las respuestas fisiológicas de nuestro cuerpo) y a nivel cognitivo (distorsión en nuestros pensamientos y limitación en nuestra capacidad de resolución de problemas). A continuación enlistamos algunos de los síntomas tanto físicos como cognitivos:

  • Sensación de presión en el pecho y dificultad para respirar
  • Sudoración excesiva
  • Tensión muscular
  • Taquicardia
  • Sensación de hormigueo 
  • Dificultad para conciliar el sueño o despertares repentinos durante la noche
  • Falta o aumento de apetito
  • Pensamientos excesivamente negativos o catastróficos
  • Pensamientos de anticipación al futur
  • Dificultad para concentrarse en las actividades de la vida diaria

Debido al escenario actual al que se enfrenta el mundo por la pandemia del SARS-Cov 2 y los efectos que modifican nuestro entorno, es común estar bajo situaciones constantes de ansiedad a consecuencia de la preocupación económica, laboral, familiar, de salud etc. Por lo tanto, es importante identificar y aprender a regular  dichos estados de ansiedad para poder tener una mejor adaptación a la situación actual.

Cuidado de la salud mental I (El estrés)

https://secuoya.com.mx/index.php/2020/06/02/cuidado-de-la-salud-mental-i-el-estres/

Le recomendamos estar al pendiente de nuestras publicaciones, ya que estaremos poniendo a su disposición diferentes técnicas de relajación para disminuir los síntomas de la ansiedad.

Para más información contáctenos:

Tel: 5135 5896 ó 5135 5956

Mail: informes@secuoya.com.mx

Referencias

Sandín, B. & Chorot, P. (1995). Concepto y categorización de los trastornos de ansiedad. In A. B. Belloch, B. Sandín & F. Ramos (Eds.), Manual de psicopatología (Vol. 2). Madrid: McGraw-Hill.

Thyer, B. A. (1987). Treating anxiety disorders: A guide for human service professionals. London: Sage Publications.

Tyrer, P. (1982). Major common symptoms in psychiatry: Anxiety. Journal of Hospital Medicine, 27, 109-113.