23
Jun

Cuidado de la salud mental IV (Técnicas de relajación para la reducción de estrés y ansiedad)

Respiración.

El control de la respiración ha pasado a ser una de una de las técnicas más utilizadas debido a que ha demostrado su efectividad en el control de estrés y ansiedad. La regulación de esta es fundamental para mantener en la medida de lo posible la salud psicofisiológica de cada individuo para evitar que se vean afectados los procesos cognitivos como la memoria, atención, funciones ejecutivas etc. así como de la conducta.

Hemos hecho hincapié en la situación de salubridad actual así como el aislamiento social y otros factores como los económicos que fungen como desencadenantes para la aparición de estrés y ansiedad de forma crónica. 

Es por ello que en esta ocasión explicaremos otra técnica de relajación para reducir los niveles de estrés y ansiedad.

La técnica de respiración tiene como objetivo generar un aprendizaje por medio de la atención en el modo en que respiramos, posteriormente será más fácil hacer la regulación y poder respirar de forma óptima. Este conocimiento será de gran utilidad cuando se encuentre en situaciones estresantes.  

¿Cómo se hace?

Se recomienda que esta técnica la realice al menos durante 15 minutos.

  1. Recuestese en una superficie plana boca arriba, manteniendo el cuerpo en posición recta (evite que sus músculos se contraigan). Si prefiere sentarse procure colocarse en un ángulo de 90°.
  2. Coloque una de sus manos sobre su pecho y la otra sobre el abdomen, durante aproximadamente 20 segundos preste atención en cómo su respiración genera movimiento en estas dos zonas de su cuerpo. 
  3. Si su pecho se mueve más que su abdomen es un signo de “respiración superficial”, esto es lo que en muchas ocasiones provoca la falta de oxígeno aunque se sea inconsciente de ello.
  4. Durante 5 minutos guíe su respiración para que la mano que se encuentra en su abdomen se mueva más que la que se encuentra en su pecho. Para lograr esto respire profundamente durante 5 segundos y mantenga el aire en el vientre durante otros 5 segundos, por último exale le lentamente durante 5 segundos más. Repita estos pasos.
  5. ¡Listo! Es posible que en un principio cueste trabajo concentrarse en la respiración pero si lo realiza constantemente esto será cada vez más sencillo.

Le recomendamos que esté al tanto de nuevas publicaciones ya que estaremos poniendo su disposición diferentes técnicas de relajación para la reducción de estrés que pueden ser realizadas por cualquier miembro de la familia sin importar la edad y que son fáciles de llevar un cabo en casa.

ESTRÉS  ANSIEDAD Técnica I de relajación

Para más información contáctenos: 

Tel: 5135 5896 ó 5135 5956

Mail: informes@secuoya.com.mx

Referencias: 

Labiano, L. M. (1996). La técnica de la respiración: Aportes psicoterapéuticos. Salud mental, 19(4), 31-35.

Sánchez, J., Rosa, A. I., & Olivares, J. (1998). Las técnicas de relajación en el campo de la psicología clínica y de la salud en España: Una revisión meta-analítica. Cuadernos de Medicina Psicosomática, 45, 46, 21-36.