26
Jan

FRAGILIDAD EN EL ADULTO MAYOR.

El término “fragilidad” ha comenzado a tener más presencia en el área médica ya que es un tema que ha causado gran interés y que ha sido la línea de investigación de profesionales de la salud principalmente de quienes atienden a la población adulta mayor, debido a su alta prevalencia.

Pero… ¿Qué es la fragilidad y porque es importante conocerla? 

La fragilidad es definida como el riesgo que se tiene de enfermar, la pérdida de fuerza y resistencia física.

Los factores de riesgo para la aparición de la fragilidad en el adulto mayor son:

  • Depresión del sistema inmune.
  • Alteración del sistema endocrino.
  • Diabetes.
  • Deterioro cognitivo o enfermedades neurodegenerativas.
  • Obesidad.
  • Sarcopenia.
  • Factores sociodemográficos y psicológicos. 

Los siguientes signos y síntomas son comunes en la fragilidad:

  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Agotamiento.
  • Pérdida de fuerza y masa muscular.
  • Pérdida de la agilidad al caminar.

Si usted o algún familiar padece más de uno de estos puntos es probable que exista la presencia de fragilidad. Sin embargo, esta es considerada como un síndrome por lo cual debe ser diagnosticada por un médico.

La mejor forma de prevenir la aparición de la fragilidad en adultos mayores es con una buena alimentación, ejercicio, mantener la funcionalidad e independencia en la medida de lo posible y llevar a cabo los cuidados y tratamientos en caso de padecer alguna patología o factor de riesgo.

 

Para más información contáctenos: 

Tel: 5135 5896 ó 5135 5956

Mail: informes@secuoya.com.mx

 

Referencias: 

Tello-Rodríguez, T., & Varela-Pinedo, L. (2016). Fragilidad en el adulto mayor: detección, intervención en la comunidad y toma de decisiones en el manejo de enfermedades crónicas. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública, 33, 328-334.